Black Mirror Temporada 4 -Review (Sin Spoilers)

por | 16 Ene, 2018 | Series

Fotografía en blanco y negro frente a un colorido escenario espacial, amor, e incluso horror. Todo ello nos brinda ‘Black Mirror‘ en esta nueva temporada.

Charlie Brooker, creador de esta antología de terror tecnológico, presenta ahora la cuarta temporada de la serie, en la que han participado personalidades de renombre en la industria como la galardonada Jodie Foster (‘Money Monster’) o Tony Haynes (‘Sherlock‘).

Si por algo se ha caracterizado siempre ‘Black Mirror‘ es por explorar el uso que hacemos de la tecnología. Y si bien del palpable cambio que ha dado desde su transición de Channel 4 a Netflix (a mi parecer no le ha sentado nada bien) hablaremos en otra ocasión, la esencia de la serie permanece intacta.

Ahora bien. ‘Black Mirror‘ destaca por su ingenio, su estilo único y, en muy raras ocasiones, como es el caso de ‘San Junipero‘ en la temporada pasada, por su extraordinario tacto y sensibilidad con las emociones humanas. Pero si hay algo que está presente en todos y cada uno de sus episodios, es su constante manera de recordarnos que toda esa tecnología de la que nos rodeamos nos condena a un futuro distópico, donde nuestra propia humanidad podría estar en peligro. Un final del que aparentemente no podemos escapar, pues nunca parece aportar una solución.

Los mejores episodios son originales, imaginativos, insolentes, pero tratan preocupaciones reales. Y eso también está presente en esta nueva temporada.Arkangel’ habla del instinto parental y el profundo deseo y preocupación de una madre por proteger a su hija. USS Callister’ es de los pocos episodios que sobrepone la maldad humana por encima de la tecnología. Crocodile’ muestra cómo la memoria puede ser una herramienta, pero también un arma. ‘Metalhead‘ no parece ir más allá de un futuro que está en camino, y no parará hasta que estemos muertos. ‘Hang the DJ’ es un ápice de luz en una temporada donde parece reinar la oscuridad. Intenta recordarnos eso que sentimos con ‘San Junipero’, y habla de hasta dónde somos capaces los humanos de luchar por una relación y el verdadero amor. Por último está ‘Black Museum‘, en mi opinión, lo mejor de esta temporada.

A medida que avanzaba por los seis episodios que dan forma a esta nueva entrega no dejaba de pensar que “faltaba algo”. ‘Black Mirror‘ seguía siendo una buena serie, pero había decaído con respecto a las primeras temporadas, ya no era lo mismo. Entonces llegó el último capítulo: ‘Black Museum‘. Este episodio reúne en un escenario de horror los males que han acechado, no sólo a esta temporada, sino también a las pasadas. Sin embargo, no es esto lo que lo hace resaltar sobre los demás. Es algo mucho más genérico.

En ‘Black Museum‘, ‘Black Mirror‘ por fin encuentra a una sola persona a la que culpar de la tecnología. Deja de poner el foco en la sociedad, para centrarse en un único individuo. Hasta entonces todos los episodios se concentraban en un aparato tecnológico. ¿Qué pasaría si existiese una tecnología que permitiese que al morir pudiésemos conservar nuestra mente y vivir eternamente? ¿Y si los hashtags pudiesen matar personas? ¿Y si fuese posible poner filtros en los ojos de nuestros hijos?

Black Museum‘ nos da un infractor. El responsable de que todas las mejoras tecnológicas hayan ido mal, y eso es lo que lo hace el mejor capítulo de la temporada.