De repente, un musical.

por | 30 Abr, 2018 | Series

A los americanos les encanta un episodio musical de sus series favoritas. La última en sucumbir ha sido Riverdale, pero en la historia de la televisión, los shows de todo género y condición, dramas médicos y policíacos, comedia, animación o ciencia ficción, han pasado por el aro, para mayor gloria y/o diversión de sus protagonistas. He aquí algunos ejemplos.

Buffy Cazavampiros

Once More, With Feeling (6x07)

El episodio musical de Buffy Cazavampiros, cuyas canciones, (letra y música) eran de Joss Whedon, en el que una buena mañana todos los habitantes de Sunnydale se levantaban con la necesidad de expresar sus sentimientos cantando, llegó a ocupar el decimotercer lugar del Top 100 de musicales de toda la historia, que elaboró el Channel 4 americano. Por encima de Los Miserables o El Fantasma de la Ópera, hay que añadir.

Sobrenatural

Fan Fiction (10x05)

Supernatural ha experimentado con todo: desde el episodio en el que los personajes aterrizan en un mundo paralelo, en el que Sam y Dean son en realidad los actores Jensen y Jared, hasta el crossover de dibujos animados con Scooby Doo. No es de extrañar que uno de esos experimentos tuviera como resultado un episodio musical, que, de paso, celebraba el número 200. (Aunque he de confesar que mi momento musical favorito de esta serie, y hay muchos, está relacionado con Dios y una guitarra). En Fan Fiction (el título no está escogido a la ligera) unas niñas adaptaban la colección de libros escrita por Chuck, y lo convertían en el musical de fin de curso, con una versión, por supuesto, del Carry On My Wayward Son.

Supergirl / The Flash

Star Crossed (2x16) / Duet (3x17)

Desde el mismo momento en el que se confirmó a Grant Gustin como Barry Allen, todo el mundo empezó a pedir un episodio musical.  Aunque, Stephen Amell dejó claro que, con él no contaran. Carlos Valdés (Cisco), Jesse L. Martin (Joe West), Victor Garber (Martín Stein) o John Barrowman (Malcolm Merlyn), son conocidos actores de Broadway. Y con la llegada de Melissa Benoist y Jeremy Jordan (Winn) a la familia Berlanti, el crossover era sólo cuestión de tiempo. Y para que la felicidad fuera completa (en especial para los fans de Glee), el malo del episodio fue encargado a Darren Criss, también cantante y actor de Broadway (aunque el papel que, de verdad, le ha lanzado al estrellato, ha sido el de malo en El Asesinato de Gianni Versace). 

Cotilleo: Criss y Valdes, por un lado, y Gustin y Chris Wood (Mon-El), por otro, además, fueron compañeros de Universidad, y esta era la primera vez que trabajaban juntos.

Riverdale

 A Night to Remember (2x18)

No es nada nuevo que algunos de los chicos de Riverdale canten o bailen en la serie. Pero la transformación del episodio en un musical completo, sí que resultó una novedad. Excelente la elección de la adaptación de Carrie a los escenarios, y del cast con unos personajes cuyo paralelismo es innegable. Lástima que Cole Sprouse no decidiera quitarse esa capa de soy-cool-y-nada-me-importa que comparte con Jughead, y no nos regalara ni un mísero tarareo o un ligero movimiento de caderas.

Fringe

Brown Betty (2x20)

Entre cambiantes de otras dimensiones, se coló esta historia en la que Henry, estaba bajo los efectos de una droga llamada Brown Betty (vamos, que estaba “fumao”) y le contaba un cuento a la pequeña Ella; en él se inventaba el más difícil todavía, y conviertía su historia en un musical de serie negra, en la que Olivia y Peter se conviertían en una especie de Humphrey Bogart y Lauren Bacall, que, además, cantaban.

Xena

The Bitter Suite (3x12) / Lyre, Lyre, Hearts on Fire (5x10)

No uno, sino dos episodios aportó Xena a este subgénero. Uno con música original, como acompañamiento antidepresivo en un espacio interdimensional. El otro, con adaptaciones de conocidas canciones, en una especie de Operación Triunfo, para decidir quién se quedaba con la lira de Terpsichore. 

The Simpsons

 Simpsoncalifragilisticexpiala(Annoyed Grunt)cious (8x13)

No podía hablar de todos los episodios musicales de Los Simpson, así que me he decidido por el del título impronunciable, ese en el que Marge empieza a perder pelo, por el estrés de la maternidad (lo extraño es que haya sobrevivido con esa familia), y recibe la ayuda de una Mary Poppins del top manta, que enseña a las fierecillas amarillas a comportarse. Lo malo, es que a Los Simpson les gusta su vida tal y como es.