Krypton

por | 26 Mar, 2018 | Series

El planeta donde nació Superman, es el protagonista de esta precuela, recién estrenada.

La idea de presentarnos una localización, largamente conocida por todos nosotros, para invitarnos a descubrir la pre-historia de nuestros superhéroes favoritos, ya la conocimos en Gotham, la serie que nos cuenta la transición de Bruce Wayne, desde que sus padres fueron asesinados hasta que se convierte en Batman. Aunque, a veces, se les vaya un poco de las manos la galería de personajes que, sí o sí, sabemos que sobrevivirán, al menos un poco más.

Krypton va más allá, y nos cuenta la historia de Seg-El (¿o es Seyg-El?, los expertos me corregiréis), el abuelo de Superman. Aunque el origen es aún más remoto, con Val-El, el abuelo del abuelo, siendo ejecutado por osar proclamar que existe vida en otros planetas. Al más puro estilo Inquisición. La condena, además, lleva implícita la pérdida de todos los derechos, y del nombre de la casa de El.

 

En la vida en la ciudad de Kandor de un Seg-El ya adulto (y bastante trasto) van a suceder dos acontecimientos importantes. Por un lado, va a librar a Daron-Vex, el magistrado supremo (que condenó a muerte a su abuelo) de un atentado perpetrado por la organización terrorista Black Zero, lo cual le reportará el beneficio de recuperar su apellido, su condición en la sociedad, y la posibilidad de emparejarse, con Nyssa una de sus hijas, para tener descendencia (programada y ex-utero); aunque él realmente está enamorado de Lyta-Zod, (la abuela del General Zod).

El otro acontecimiento es la llegada de un tipo muy raro, vestido en vaqueros y con una gorra de béisbol, que al más puro estilo Terminator, viene a prevenirle de que, en el futuro, alguien planea destruir Krypton, con la intención de que Kal-el no nazca. Y para demostrarlo lleva consigo la capa de Superman, que se está desvaneciendo, como la foto de Regreso al Futuro. Si la capa desaparece, ya no habrá solución.

Mientras, y con la ayuda de su madre, Seg va a encontrar el refugio secreto de su abuelo (y que Daron-Vex lleva años buscando), su Fortaleza de la Soledad. ¡Qué gran momento cuando aparece en pantalla el escudo de la casa El, acompañado por, únicamente, los dos primeros compases de la melodía creada por el maestro John Williams. No necesitamos más para reconocer la obra que creó para la película de 1978. (Y como dice Jack Black en una rom-com, para reconocer la de Tiburón no necesitamos más que dos notas. ¿Es o no es el compositor más grande de la Historia Contemporánea?)

Krypton está protagonizada por actores más o menos conocidos: Cameron Cuffe, como Seg-El, Georgina Campbell como Lyta-Zod, mientras que a su madre le da vida Ann Ogbomo (por el amor de Rao, ¿no había otra actriz para el papel, que se lo han tenido que dar a la Philippus de la Liga de la Justicia? Estaría bien un poco de coherencia entre las películas y las series de DC, pero eso es otra guerra que tengo perdida), mientras que Elliot Cowan es Daron-Vex y Wallis Day su hija (otra Nyssa, hija de un poderoso villano, obligada a casarse por conveniencia). Y hablando de villanos, Brainiac apenas aparece en el episodio Piloto, pero, esperemos a ver qué nos tiene preparado.

De momento, solo hay confirmados los 10 episodios de la primera temporada. Esperemos a ver qué futuro le depara. En España se ve en HBO, aunque siendo una producción de SyFy, supongo que, antes o después, se podrá ver en las demás plataformas digitales.