Llegan las Wayward Sisters

por | 30 Ene, 2018 | Series

Los creadores de Sobrenatural llevan años intentando crear un spin-off de la serie más longeva de CW.

Lo intentaron en la novena temporada, con la soporífera Bloodlines, (un 6/10 en IMDb, uno de los pocos episodios que no he visto entre dos y diez veces, como el resto de los más de doscientos cincuenta que tiene la serie.) Y ahora con las Wayward Sisters.

En aquel piloto fallido, un grupo de familias de hombres-lobo, cambiaformas, y otras criaturas, luchaban por dominar la ciudad de Chicago. ¿El error? Intentar que nos cayeran bien unos personajes que acabábamos de conocer.

Pero ese error ha sido subsanado con creces, ya que en Wayward Sisters, este segundo intento, (definitivo, por cierto, ya os lo había adelantado) han aprovechado a actrices que el fandom ha ido cogiendo cariño a lo largo de los años, en varias temporadas, y (sobre todo) en las convenciones, unas veinte anuales, que tienen lugar a lo largo y ancho de Estados Unidos, durante todo el año, y que han creado un movimiento llamado #SPNfamily, que está siempre dispuesto a ayudar en las múltiples acciones solidarias que ponen en cuenta los actores de la serie.

Por si alguien no ha “cazado” la gracia del título Wayward Sisters, la banda sonora oficiosa de Sobrenatural es Carry On My Wayward Son, canción que suena en todos los episodios finales de cada temporada (excepto en la primera que sonó en el penúltimo). Este año, en San Diego, en el Hall H, el grupo Kansas, autores del tema, lo interpretó  en el panel de la serie. Aún se me pone la carne de gallina, cada vez que lo veo.

Alerta de spoilers. Si no estáis al día, se podría colar alguno a partir de este momento.

La sheriff Jody Mills es la jefa. Una auténtica badass. La conocimos teniendo que matar a su marido y su hijo, que, previamente, habían resucitado y se habían convertido en zombies. Detuvo a Bobby; tuvo un pequeño romance con él. Pero, además, Jody ha sido una madraza. De los Winchester primero (a veces parecen los propios Zach y Cody) y luego de cuantas niñas descarriadas han caído en sus manos. Y siempre, siempre, está dispuesta a ayudar.

Donna Hanscum es su opuesta. Siempre alegre, y dispuesta a comer otro donut, a veces parece que acaba de salir de una granja, en vez de ser toda una  sheriff. La conocimos intentando adelgazar en una clínica donde te chupaban la grasa, literalmente, y poco después descubrió a los vampiros, en los cuales se ha convertido una experta. En cazarlos, claro.

Claire Novak es la hija de Castiel. Bueno, del cuerpo de Castiel. Primero perdió a su padre, (en realidad, Jimmy Novak estuvo un tiempo ahí, pero en una de las múltiples veces que han matado a Castiel, lo mataron a él también) y luego a su madre, (buscando a su padre) y acabó bajo el cuidado de Jodie. Es arriesgada y alocada, y nunca piensa en los peligros que corre, y cuánto se preocupan por ella los que deja atrás.

Alex Jones fue criada por vampiros. La utilizaban de señuelo para atraer a sus víctimas. Los Winchester la rescataron y también acabó bajo la tutela de Jodie. No quiere vivir esta vida. Ella quiere estudiar y escapar del mundo de los monstruos (siempre han dibujado este personaje con ese paralelismo con Sam, frente a Claire como su correspondiente Dean)

Patience Turner ha sido la última que hemos conocido, esta misma temporada. Es la nieta de Missouri, un personaje que solo apareció en un (importantísimo) episodio de la primera, y aún así se ganó el favor del público. Ella, como su abuela, es vidente, de las de verdad. En su afán por salvar vidas, acabará por marcharse de casa, y terminar, cómo no, bajo el ala de mamá Mills.

En el episodio piloto de Wayward Sisters (espero que no intenten traducir el título si llega a emitirse en España), Jodie llama a Claire, que como siempre está cazando sola, y le dice que “Los Winchester están desaparecidos, salieron a cazar hace unos días antes, y desde entonces no sé nada de ellos”, es decir, la misma frase que Dean dijo a Sam en el piloto (la verdad es que volvieron a utilizarla en un episodio de la pasada temporada, sin venir a cuento, para mi gusto).

Cuando Claire vuelve, las cinco van a colaborar con Kaia, la caminante de sueños que intentaba ayudar a los Winchester y Jack a llegar al mundo paralelo en el que se encuentra Mary, y al que solo llegó el néfilim. Tratarán de llegar a aquel otro en el que se encuentran Sam y Dean, y salvarlos, mientras la puerta se mantenga abierta. Claro que por una puerta abierta, igual que se entra, se sale, y algunas criaturas asesinas (y asquerosas) se han colado en nuestro mundo. Eso no es bueno.

El episodio ha tenido una calificación de 9/10 en IMDb (algo excesivo para mi gusto), pero ha quedado demostrado que la gente sí tiene predisposición a ver este spin-off. Solo falta que nos confirmen que Supernatural tendrá, al menos, una decimocuarta temporada, lo que implicaría llegar al episodio 300, un hito que Ackles y Padalecki han dicho muchas veces que están dispuestos a alcanzar.