Madrid Gaming Experience – Crónica

por | 1 Nov, 2017 | Videojuegos

El pasado fin de semana varios redactores de Comic Con Spain pudimos estar en la segunda edición de la Madrid Gaming Experience, que se consolida como uno de los principales eventos de videojuegos del país. Más de 104.000 espectadores acudieron en esta ocasión a la feria, dando lugar a un 39,3% de crecimiento con respecto al año pasado si tenemos en cuenta que la pasada edición tuvo una duración de cinco jornadas, en lugar de tan sólo tres.

Del 27 al 29 de octubre, los asistentes pudieron disfrutar de más de 193 expositores, 60 marcas y actividades relacionadas con el mundo gaming. Si bien el año pasado la constante comparación con la Barcelona Games World suponía una devastadora derrota para la MGE, con esta edición ha escalado algunas posiciones.Decir que están a la par sería mentir, pero hay algo que el evento, organizado por Game e Ifema, ha hecho muy bien y a lo que no debemos quitarle mérito. Con esto me refiero a que son muchas las personas que no pudieron desplazarse a Barcelona y, por lo tanto, se quedaron hincarle el diente a todas las novedades del actual mercado. “Problema” que ha solventado esta Madrid Gaming Experience. Se pudo probar la Xbox One X (llega al mercado el 7 de noviembre) con Forza Motorsport 7 y Super Lucky’s Tale funcionando a 4K, además de diferentes productos de marcas como Omen by HP, Bandai Namco o BadLand Games, entre otros…

Probablemente Nintendo ha sido la marca que más huella ha dejado en la feria. Splatoon 2, Mario Kart 8 Deluxe, Doom, Skyrim y el recién estrenado Super Mario Odyssey eran sólo algunos de los títulos que se podían probar en los imponentes estand que la Gran N tenía plantados en el recinto ferial.

A su vez, en la zona PlayStation pudimos probar Call of Duty: WWII y el Gran Turismo Sport, como si de verdaderos pilotos profesionales se tratara, en las cabinas individuales que tenían preparadas. Sin embargo, PlayStation VR fue la principal protagonista en lo que a este área se refiere, y donde los presentes pudieron disfrutar de títulos tales como el curioso juego de pesca de Final Fantasy XV. En su conjunto se sumaban más de 1.200 terminales de juego distribuidas en los 36.000 metros cuadrados que ocupada el evento.

Movistar, Lenovo, Warner Bros, y el propio Netflix estuvieron presentes en la Madrid Gaming Experience mostrando sus productos. Y aunque el Retroworld, donde se podía repasar toda la historia del videojuego de principio a fin, estaba siempre a rebosar, la zona de esports fue la principal protagonista. Más de 2.000 se reunieron alrededor de los escenarios para vivir la ESL Masters España de League of Legends y la ESL Clash of Nations by Movistar de Counter-Strike: Global Offensive. ¿Los ganadores? MAD Lions en el primer mencionado y Team Kinguin en el segundo.

Sin duda, un fin de semana muy agradable para todos aquellos aficionados de los videojuegos. Sólo podemos esperar que el próximo año la Madrid Gaming Experience vuelva a sorprendernos una vez más. Al fin y al cabo las comparaciones son odiosas, ¿verdad?