Matrix 20 aniversario

por | 1 Jul, 2019 | Cine

Matrix. ¿Qué podemos deciros a estas alturas de la película o de la saga que no sepáis ya?

En realidad poco o casi nada, ya que han pasado 20 años y se ha escrito, indagado e investigado mucho durante estos años.

Se han disipado dudas y es una saga que nos marcó tanto, que aun hoy en día , se cuando pasa algo «raro» se escucha algún «fue un fallo en Matrix».

Pero bueno, vamos a contaros algunas cositas que hemos ido recopilando para vosotros.

Matrix tiene su mérito: con 200 planos de efectos especiales, que ocupan el 20 por ciento de su metraje, puede alardear de haber popularizado esta técnica que combina  la imagen ralentizada con movimientos de cámara extremadamente rápidos. Las Wachowski, que la conocieron a través de los videoclips de Michel Gondry para Bjork, pueden sentirse orgullosos: un año después del estreno de Matrix, la escena más famosa del filme había sido parodiada en 20 películas.

¿Os suena esta frase?»Temet Nosce»

Seguro que sí: en latín “Conócete a ti mismo”, y se lee en un cartel encima de la puerta de  la cocina donde el Oráculo prepara sus galletitas… Era el lema del templo de Delfos, donde las sacerdotisas de Apolo predecían el futuro. Matrix está llena de referencias, tanto mitológicas (Morfeo es el dios romano del sueño), como literarias (el conejo blanco de Alicia en el País de las maravillas). Eso por no hablar de las alusiones bíblicas: el Nebuchadnezzar, la nave de los protagonistas, es el nombre inglés del rey babilonio Nabucodonosor, la ciudad de Sión es el nombre místico de Jerusalén (y, por extensión, de la Tierra Prometida), y qué vamos a decir de la Santísima Trinidad…

En la historia original de las hermanas Wachowski, las máquinas no capturaban a los humanos para emplearlos como fuente de energía, sino para usar sus cerebros como procesadores. Pero los ejecutivos de turno consideraron que eso era demasiado raro para el público, así que obligaron a cambiar el guión… Y con ello motivaron un error científico de aúpa: un cuerpo humano genera al día unos 100 watios de potencia, cantidad que apenas basta para encender una bombilla, y cuya mayor parte se va en mantener el calor y las funciones vitales. La idea de que un ejército cibernético quiera emplear a la humanidad como fuente de energía es, siendo generosos, poco práctica.

Curiosidad:

Las míticas gafas de sol que llevan los héroes: tras una puja bastante complicada contra Ray-Ban Arnette, se llevó el gato al agua la firma Blinde, cuyo propietario Richard Walker diseñó y montó personalmente los pares en una óptica de Sydney (Australia), donde se rodó la película.

Y bueno esperamos haberos , si no despejado dudas, haberos hecho sonreir contando alguna de las curiosidades que corren por la red sobre este peliculón.

Os dejamos el trailer, mas por tradición que por necesidad.

Disconnect…Gaer