Parejas en serie: episodio 1.

por | 12 Feb, 2018 | Series

El otro día, en la reunión de contenidos, los jefes me asignaron un “especial parejas de series” para  San Valentín. ¿Por qué habrán pensado que yo podía encargarme de eso?

No sé si habrá sido por que todas las series que veo tienen parejas con miles de “shippers” (yo entre ellos), o porque no hay nada que me guste más que una escena de amor y besos (incluso tengo un canal de youtube, donde recopilo mis favoritas).

Antes que nada, he de decir una cosa importante, y absolutamente contradictoria. Una de las cosas que más nos gustan de las series, es esa tensión sexual entre nuestros personajes favoritos. Podemos tirarnos temporadas enteras esperando por un beso, aunque sea debajo del muérdago, en un sueño, o como tapadera. El problema es que, una vez que esas parejas, por fin, nos hacen felices, la tensión llega a su cima, y, la mayoría de las veces, sólo queda la bajada. Pierden la química, la tensión, y, muchas veces, hasta les coges manía. Yo vivo en ese estado constante de “bésala de una vez” y “no, por Dios, no la beses aún”. Mi vida es muy complicada.

Dicho esto, voy ha haceros un pequeño recopilatorio con mis OTP (“one true pair“). Creo que es la lista más personal que he hecho. Y lo hago por orden alfabético de “ship name”, por que no sabría por dónde elegir.

Por supuesto, alerta de spoilers.

#Bellarke. Bellamy Blake & Clarke Griffin. (The 100)

Empezamos por una de las (no) parejas más complicadas. Bellamy es bisexual, y ha tenido dos relaciones importantes. El primero fue Finn (insisto, los personajes con este nombre, en las series, tienen muy mala suerte), que murió (bueno, en realidad lo mató ella, pero fue para evitarle una muerte peor). Luego fue Lexa, una de las muertes más controvertidas de la televisión, que provocó una serie de protestas por parte del colectivo LGBT, que se quejaba de que los personajes que morían en las series siempre eran homosexuales (obviamente, no comparten mi teoría de los Finns).

Justo antes de que se acabara el mundo (otra vez), Bellamy y Clarke estaban solteros y disponibles. Y parecía que, por fin, había llegado el momento, sobre todo después del abrazo entre ellos dos. Pero, claro, ella llegó tarde al lanzamiento del cohete, sobrevivió al apocalipsis nuclear, y se ha tirado sola varios años en la Tierra, así que sólo nos queda esperar a que, en esta temporada, por fin haya, al menos, un beso.

#Bughead. Betty Cooper & Jughead Jones (Riverdale)

Me encantan estos dos. Es una de las parejas de mi top 3 de 2017. Lo “bueno” es que las tres han roto, y hemos vuelto al punto de partida, con miradas, indirectas, y química a flor de piel. Como a mi me gusta.

La verdad es que cualquiera que leyera los cómics de Archie, nunca habría imaginado un Jughead (¿en serio que había que llamarle Torombolo en la traducción al español?) tan sexy. Y la verdad es que los que veíamos Zach y Cody (¿la excusa de que tengo un hijo es válida para que me gusten las series Disney?), tampoco. Sexy, misterioso, con su punto oscuro y maligno, lo lógico era que enamorara a la “vecinita”, que resulta que es mucho más oscura que él, sobre todo cuando se pone la peluca. Nunca me queda claro si Riverdale es una serie para adolescentes o no.  

#Delena. Damon Salvatore & Elena Gilbert (The Vampire Diaries)

Lo siento, pero Elena y Stefan tenían cero química. Eran una parejita muy mona, pero cada vez que Damon la miraba, se derretía la pantalla. Claro, que esa química se diluyó cuando Ian y Nina rompieron. No me sorprende que ella dejara la serie, aunque se hayan empeñado en vendernos ambos la moto de que se llevan estupendamente.

Es imposible acordarse de cuántas veces rompieron, hicieron las paces, besaron a la persona equivocada, intentaron matarse, ellos mismos y al otro, Pero al final, terminaron juntos sus días. Lo curioso, es que, sin embargo, en el más allá, Damon fue a buscar a Stefan, para decirle aquello de “hello, brother”.

#FitzSimmons. Leo Fitz & Jemma Simmons. (Agents of Shield)

Tres temporadas nos tuvo Agents of Shield, sin una mísera OTP que llevarnos al Twitter. Y eso que a mi Skyward me hacían gracia. Pero, estos dos, madre mía que aventura. Si es que como dice Fitz, parece que están gafados. Cuando no están a punto de morir en el fondo del océano, acaban en un planeta de otra dimensión, o en diferentes eras.

Eso sí, una vez que lo tuvieron claro, nos regalaron una pareja ideal. Son tan dulces y tan monos (no podemos definir a ninguno de los dos como “macizo” o “buenorra”), y con ese acento inglés, (no entiendo una sola palabra de lo que dicen). Por otro lado, me pregunto ¡qué pasó con aquel beso entre Coulson y May (que no era May)? ¿Llegará a algo más?

#Haylijah. Hayley Marshall & Elijah Mikaelson. (The Originals)

Tiene que ser complicado enamorarte de la mujer-lobo que se quedó embarazada de tu hermano, vampiro original, como tú, en un rollo de una noche, y que aunque a tu hermano no le importa nada la chica, sino la criatura, (a las que todo el mundo intenta matar), no le haría ninguna gracia veros juntos. Más aún cuando notas cómo crece la tensión sexual entre ambos, que va de beso en beso, y que, para cuando llega el sexo, sea de despedida, porque se va a casar con otro hombre-lobo, aunque esté enamorada de ti.

Y tiene que ser difícil para una mujer-lobo, aguantar siete años, mientras el vampiro del que está enamorada, y con el que por fin podría vivir, ha de permanecer en su ataúd, en estado de letargo, hasta que alguien (la hermana bruja, básicamente) encuentre una cura. Y así, durante cuatro temporadas, al final de las cuales, terminan por romper, puesto que un hechizo les impide estar juntos. Esperemos que la quinta y última temporada nos traiga algo de consuelo.

#Karamel. Kara Zor-El & Mon-El (Supergirl)

Melissa Benoist es una monada. Y canta como los ángeles (una de mis voces favoritas de Glee, a pesar de lo innecesario de su papel, y ya puestos, de las tres temporadas en las que participó). Y tiene la costumbre de enamorarse de sus compañeros de reparto. Con su ex-marido tuvo siempre química cero, dentro y fuera de la pantalla, así que no es de extrañar que después de ver la energía que desprendía cada vez que miraba a Chris Wood, se enamoraran IRL.

Una de las mejores parejas de la tele, (otra de las de mi top 3 de 2017), cuya historia han sabido llevar muy bien, para no caer en esa desidia que provocan las parejas consolidadas que comentaba al principio. Les costó mucho. Tonteo, beso, amor, descubrimiento de la verdad, ruptura, reconciliación musical, abandono del planeta para salvar la vida, aparición con viaje en el tiempo incluida, matrimonio con otra, y vuelta al tonteo. ¿Volverán a final de temporada?