The promised Neverland

por | 30 Abr, 2018 | Cómic

The promised Neverland, o Yakusoku no Nerverland (約束のネバーランド), como se conoce en su tierra de origen es la historia que está causando furor entre las páginas de la archiconocida revista mensual de manga Shonen Jump.

Su autor, Kaiu Shirai, comenzó a escribirlo en agosto de 2016 y hasta ahora lleva 8 volúmenes a sus espaldas. Destaca su estilo de dibujo adulto y serio, poco habitual en los cómics insignia de esta editorial, y del que es responsable Posuke Dimizu. Recientemente se ha proclamado ganador en la categoría de manga Shonen en la edición 63º de los prestigiosos premios Shōgakukan.

Las editoriales de todo el mundo no se han hecho esperar para conseguir sus derechos así que ya el pasado día 12 de abril Norma Editorial sacaba a la venta el primer tomo en nuestro país.

 

Bienvenidos a Grace Field House

El universo de The promised Neverland nos lleva a lo que a todas vistas parece un pequeño orfanato llamado Grace Field House. Este enorme espacio coronado por una casa se encuentra vallado por altos muros para proteger a los más pequeños. Allí los niños viven felices, entre juegos, amigos y estudios. Todo bajo el abrazó de “mamá“, la responsable y cuidadora de todos. De vez en cuando adoptan a algún niño, cómo es el sueño de cualquiera, y los exámenes que mamá pone a sus estudiantes se vuelven cada vez más duros con los años y el aprendizaje. Nada anormal.

Nuestros protagonistas, Emma, Norman y Ray, son los “veteranos” del orfanato. A sus 11 años todavía no han sido escogidos por unos amorosos padres como a muchos de sus compañeros. Aunque lo tienen presente, poco de eso les importa siempre que puedan ayudar a los que quieren y por eso sus calificaciones siempre son perfectas ¡Qué orgullosa estará mamá!

Un caluroso día llega el momento de partir para Conny, una de las niñas del Grace Field House. La pequeña de 6 años ha sido adoptada, por lo que debe dejar el centro para iniciar su nueva vida. Después del momento de la despedida Emma, nuestra chica de pelo naranja, se percata de que Conny ha olvidado su peluche favorito. Sin pensárselo decide saltarse el toque de queda para ir en busca de la pequeña. Lo que encuentra en esa puerta de salida da un vuelco a todo lo que conocía. No están siendo cuidados, sino criados como ganado de calidad para alguna clase de seres desconocidos.

A partir de este momento viviremos la lucha de Emma para escapar sin dejar atrás a nadie de su familia. Debe elegir en quién confiar puesto que no podrá hacerlo sola. ¿Quién sabe cuánto tiempo les queda?

La dificultad de su tarea radica en el amor incondicional de todos los niños por mamá y el consiguiente poder de control que tiene ella sobre todos sus pasos, pensamientos y emociones. A esta complicada tarea se une la llegada de una ayudante de mamá enviada con ocultas y egoístas intenciones. Además siempre queda la incógnita de qué es lo que les espera fuera, tras los muros. Los niños nunca han logrado sobrepasarlos.

Por suerte existe un rayo de esperanza escondido en la biblioteca. Entre los cuentos infantiles que han leído hasta saberse de memoria la firma de alguien puede ayudarles.

 

Definitivamente tenéis que leer The promised Neverland.