Vivarium

por | 20 Abr, 2020 | Cine

Hoy vengo a hablaros de una de las películas que más me ha sorprendido y dejado la cabeza a punto de explotar de los últimos tiempos.

Vivarium es la segunda película de Lorcan Finnegan tras su ópera prima Without Name (2016). Una pelicula que no os dejara indiferente y cuya trama recae directamente en los dos protagonistas.

Protagonizada por  Jesse Eisenberg Imogen Poots que se ponen en la piel de Tom y Gemma, una pareja joven de clase media que busca una vivienda para comenzar una vida juntos. Como cualquier otra pareja, deciden visitar una inmobiliaria un tanto extraña , con un agente mas extraño aún.

El agente les lleva a una urbanización idílica a las afueras de la ciudad, ya sabéis, patio trasero, cocina de ensueño etc…todo un poco extraño ya que es monocromático, y detalles como los cuadros de cada habitación son dicha habitación pintada al óleo.

Sin acabar de convencerles la casa ni el agente, el cual es bastante impertinente, deciden marcharse…el problema es que no pueden. Hagan lo que hagan y tomen la dirección que tomen, todo les devuelve a la casa numero 9.

Se quedan sin gasolina y deciden pasar allí la noche para intentar ver que pasa a la mañana siguiente….pero encontraran una caja misteriosa en la puerta de la casa con comida, ropa etc… Por todos los medios siguen intentando ver que pasa, escalando tejados , saltando vayas pero nada… todo les devuelve de nuevo a la casa numero 9.

Sin saber que hacer. todo cambia al recibir dentro de otra caja un bebe, el cual crece a una velocidad vertiginosa y llevará al limite a sus nuevos padres adoptivos.

No voy a contaros nada mas, ya que no me gusta spoilear nada, y creo que es una película que merece ser vista. Un film que os dejara mal sabor de boca en algunos momentos, en otros os despertará ternura, amor, odio….pero sobre todo angustia y claustrofobia. Una critica a la sociedad de hoy en día en la que parece que el tener una casa e hijos es lo mas importante…pero no todo es lo que parece.

Os dejo con el trailer que yo tengo que ir a ver si tengo una caja en la puerta de casa.

Un saludo, Gaer